Jonaiker Fierro murió en una mina de carbón en Colombia a inicios de semana. Familiares y amigos fallecieron la mañana de este domingo 22-N.

Por:  Agencias

Una doble tragedia sacude a los parientes de los fallecidos, la mañana de este domingo 22-N, en el vuelco e incendio de la buseta de transporte público, ocurrido en Coro, estado Falcón.

El siniestro vial se originó cuando el chofer de la unidad autobusera chocó contra un poste. Ocho personas murieron.  El transporte era parte de un cortejo fúnebre, pues según el periodista José Gregorio López, estas personas acompañaban  el traslado de un cadáver. El cuerpo era de un joven, oriundo de ese estado.

A Jonaiker Fierro lo iban a sepultar este domingo. Murió a comienzos de semana en una mina  de carbón en la vereda Campo Seis del municipio Tibú, del Norte de Santander, Colombia. La causa del deceso fue la asfixia.

El reportero Gerardo Morón Sánchez divulgó que la tragedia vial de Coro cobró ocho vidas, entre una tía, otros familiares y amigos que  iban a enterrar a Jonaiker en el cementerio municipal en la avenida Alí Primera de Coro, municipio Miranda.

La urna era llevada en ese bus, dado que la carroza fúnebre no estaba disponible. Los allegados salieron temprano de la casa rumbo al camposanto. Inicialmente, el sepelio era a las 10:00 am, señaló Morón. El dramático suceso vial ocurrió a las 7:40 am y, de acuerdo con lo manejado de manera extraoficial, el chofer evitó chocar otro vehículo.

Producto del accidente, en el sitio quedaron seis cadáveres carbonizados, entre ellos el de Jonaiker. Dos pasajeros salieron expelidos del bus y murieron por politraumatismos.

Agrega Morón que hubo 17 lesionados, uno de los cuales murió en la emergencia del Hospital Doctor Alfredo Van Grieken pasando a ser el octavo fallecido.

De los 8  fallecidos han identificado   a Álida del Carmen Cariel,  Pedro Fierro, María Josefina Gómez López, Gustavo López y a Joselis Chirinos.  

Ir a la fuente original para seguir leyendo