El mandatario socialista Nicolás Maduro informó la tarde de este domingo que en el país se registraron 400 nuevos casos de COVID-19 y dos fallecidos a causa del virus en las últimas 24 horas.

Especificó que 365 de los nuevos casos son de transmisión comunitaria mientras que 35 corresponden a contagios registrados en connacionales que acaban de regresar al país.

Maduro además anunció que la cifra total de casos aumentó a 99 835, mientras que y de el número de fallecidos por complicaciones asociadas al coronavirus ascendió a 891. Asimismo, resaltó que 95% de los casos de COVID-19 ya se han recuperado totalmente.

El líder revolucionario manifestó que pese a que considera que la curva de contagios está controlada, ha visto que muchos ciudadanos no están cumpliendo con las medidas de bioseguridad necesarias.

«Aunque las cifras han disminuido yo he visto que mucha gente anda sin mascarillas y sin cuidar el distanciamiento social. Yo les hago un llamado para que no caigamos en la irresponsabilidad», dijo.

Recalcó que la semana del 24 al 29 de noviembre será la última bajo el esquema 7+7, pues a partir del próximo 30 de noviembre, Venezuela dará inicio a una «flexibilización segura» en aras de que las personas puedan disfrutar de la época decembrina.

«Mañana comenzaremos la última semana de cuarentena radical durante este año, este es mi regalo para los venezolanos para que tengamos unas navidades felices, pero yo les pido a todos que se cuiden y sean responsables. No se vuelvan locos», expresó.