El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) supervisa los comercios del país tras la apertura después de meses de paralización por la pandemia. El presidente del Seniat, José David Cabello, señaló que se verifican los deberes formales, la emisión de facturas y posesión de máquinas fiscales en los locales de los centros comerciales. 


El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) supervisa los comercios del país tras la apertura después de meses de paralización por la pandemia. Esta semana, el organismo, presidido por José David Cabello, ha reportado la fiscalización en varios estados del país.

El sábado 21 de noviembre, la supervisión se hizo en la tienda Traki, del Centro Comercial El Recreo, y en los locales del Sambil que extendió las promociones del Black Friday durante todo el fin de semana.

«Seguimos cumpliendo la instrucción del presidente Nicolás Maduro de proteger al pueblo de la especulación», señaló José David Cabello en su cuenta de Twitter. El funcionario informó que durante la supervisión se verifican los deberes formales, la emisión de facturas y posesión de máquinas fiscales en los locales de los centros comerciales. 

«Pida la factura en bolívares por cualquier compra que efectúe, así pague en moneda extranjera o criptomoneda», es la recomendación del Seniat en su cuenta de Twitter.

El operativo es realizado por el Seniat junto a la La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómico (Sundde) y la Guardia Nacional. En su página Web, la Sundde anunció que la supervisión, en el municipio Chacao, fue realizada por 60 fiscales del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) y 60 efectivos de la GN.

«El despliegue corresponde al trabajo articulado entre instituciones del Estado para promover el abordaje correcto en locales comerciales. Con respecto a los establecimientos fiscalizados, el ente regulador de precios realizó un barrido general en diversas zonas, cuyo objetivo principal fue brindar protección como parte de una política integral de resguardo al usuario en aras de contrarrestar las dificultades económicas generadas por la pandemia de la COVID-19 y hacerle frente al bloqueo impuesto por la derecha nacional e internacional», indicó la Sunddee.

La fiscalización también se ha hechos en locales comerciales en Catia, San Martín, Chacaito y El Cafetal.

Lea también:Sudeban ordena monitorear cuentas de organizaciones sin fines de lucro