En un video publicado el pasado 19 de noviembre en la plataforma TikTok, un loro domesticado hizo una «confesión» que generó conmoción entre los usuarios de la red social.

En el audiovisual se observa al ave caminado por su jaula cuando de pronto susurra una frase que ni su dueño esperaba.

«¿Quieren saber un secreto? No soy un loro, soy un espía», dice el plomífero o por lo menos eso cree entender el autor del vídeo.

Muchos seguidores de la cuenta admitieron sentirse impresionados con la ‘revelación’: «Tengo mucho miedo de las aves que hablan», «imaginen escuchar eso en medio de la noche», comentaron algunos internautas, mientras otros aconsejaban a su propietario dejar al loro ir por la ventana.

El video es el único existente en la cuenta de la usuaria, identificada como Brenda Barrette. Sin embargo, ya ha conseguido 7,7 millones de visualizaciones, dos millones de ‘me gusta’ y el perfil es seguido por más de 21.000 personas en el momento de la publicación de este artículo.