El Observatorio Venezolano de Prisiones denunció que prisioneros del Centro de Formación del Hombre Nuevo, en el estado Carabobo, fueron castigados por matar a un perro para comérselo, por falta de alimentos.

Los familiares aseguran que los reos se están muriendo de hambre, pues solo les distribuyen una comida y un pan de vez en cuando“, denunció el OVP.

La organización citó declaraciones de uno de los familiares, quien dijo que “el hambre desespera y más aún si tienen tiempo sin comer una comida completa. Tremenda pela que les darían y ahora ni siquiera les darán la aguada de arroz que les dan a todos”.