El austriaco de 27 años parecía estar deslizándose hacia la derrota cuando quedó atrás 0-4 en el desempate del tercer set, pero buscó fuerzas para imponerse por 7-5 6-7 (10) 7-6 (5) en poco menos de tres horas.

El número tres del mundo, Thiem, fue el mejor jugador en el primer set, sellándolo con un punto directo de saque después de romper el servicio en 5-5.

El absorbente ‘tiebreak’ del segundo set dio a Thiem cuatro oportunidades de sellar la victoria, pero luego de una doble falta en un punto de partido, Djokovic mostró verdadera garra para arrebatarle el juego.

Los servicios dominaron en el tercer set, y cuando Thiem comenzó el segundo ‘tiebreak’ de la jornada y luego perdió los siguientes tres puntos, parecía que el final estaba cerca.

En cambio, el número tres del mundo respondió con voracidad, ganando los siguientes seis puntos y estableciendo dos puntos de partido más con un abrasador revés cruzado, uno de los muchos que desplegó durante el duelo.

Vea también: Real Madrid no levanta cabeza al solo alcanzar un empate ante Villarreal

Djokovic salvó un quinto punto de partido, pero Thiem finalmente cerró el encuentro cuando obligó a su oponente a lanzar un golpe de derecha defensivo sobre la línea de fondo.

El domingo en la final contra Rafa Nadal o Daniil Medvedev, Thiem intentará completar un año estelar en su carrera, en el que obtuvo su primer título de Grand Slam al ganar el Abierto de Estados Unidos.

“Fue una batalla mental, estuve muy ajustado en el desempate del segundo set”, dijo en la cancha Thiem, quien se vengó de su derrota ante Djokovic en la final del Abierto de Australia de este año.

La derrota implica para Djokovic que tendrá que esperar hasta que el evento se traslade a Turín el próximo año, después de 12 años en Londres, para intentar nuevamente igualar los seis títulos de Roger Federer en la competencia más importante del final del año.

Seguir leyendo…

Glaudimar Hurtado Flores

Glaudimar Hurtado Flores

Periodista.