El presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, señaló que pese a que Venezuela se encuentra en una per cápita de la década de los años 40, el emprendimiento y la innovación no se ha “detenido”.

REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

“Aquí hay una realidad de la gente que dijo que esto fracasó como modelo económico, esto no tuvo sentido para nuestra prosperidad y lo que hace falta es la innovación, el emprendimiento, las ideas y el trabajar ordenadamente para hacerle útil a la sociedad desde las pasiones que tenemos cada uno de nosotros”, expresó.

Durante la celebración del aniversario 127 de la Cámara de Comercio de Caracas, reconoció el esfuerzo que realizan los nuevos emprendedores y las compañías para surgir en medio de la peor crisis económica que ha afrontado la nación en su historia y con la suma de los efectos de pandemia del coronavirus.

Ese país está ahí, está vigoroso, vivito y coleando, lleno de oportunidades para los que creemos en un país que tiene todo para prosperar y generar bienestar a través del esfuerzo honesto y decidido”, enfatizó el empresario.

No obstante, Lorenzo aseveró que el régimen de Nicolás Maduro no proporciona seguridad y estabilidad jurídica para que las grandes transnacionales puedan invertir en el país.

“Así se hayan desmontado los controles de cambio, el control de precio; esta es una economía que está arruinada y que hasta que no se abrace completamente y se estimule la empresa privada y el emprendimiento, lamentablemente es muy difícil que haya confianza en el mundo empresarial”, finalizó.