Luego de semanas de discusiones relativas al cambio de las preguntas planteadas por la Asamblea Nacional en el Acuerdo aprobado en 1ro de octubre, finalmente los venezolanos conocimos este viernes el texto definitivo de las preguntas propuestas a los ciudadanos por el Comité Organizador de la Consulta Popular, el Alto Consejo Ciudadano y por el sector político encabezado por el Presidente Encargado Juan Guaidó y la Asamblea Nacional.

De la propuesta realizada por ANCO a esta decisión hay un trecho bien grande, y aunque entendieron finalmente que se debía comenzar por el Cese de la Usurpación de Nicolás Maduro Moros en la primera pregunta, respetando el itinerario del Estatuto para la Transición de Febrero de 2019, se saltaron el Gobierno de Transición para llegar a las elecciones libres, justas y verificables. Algunos pudieran decir que el Gobierno de Transición está “implícito” pero en eso hay una jugada de mayor alcance que podrán entender más adelante.

El rechazo del evento electoral del 6 de Diciembre de la segunda pregunta era mandatorio para el sector político porque sus partidos han sido secuestrados por el régimen, que pretende hacer elecciones con los traidores de esos partidos utilizando sus símbolos. Y un rechazo de la población es necesario políticamente para ellos, pero no para la gente que no le alcanza para comer. Me parece que hubiera tenido más sentido si se realizaba antes de la fecha, no después del 6D-2020. Pero este desconocimiento tiene sentido político diferente y aún más importante que se explica a sí mismo más abajo.

La tercera pregunta si está en mejor sintonía con nuestra propuesta original ordenando a quienes nos representan gestionar lo necesario ante la Comunidad Internacional para el rescate de la democracia y la libertad en nuestro país. Sin embargo, la intención de la propuesta de ANCO estaba fundamentada en un criterio diferente. Nuestra propuesta era que si el mandato del pueblo, ordenado en esta Consulta, no era cumplido, dábamos franca apertura y autorización a los países de la Comunidad Internacional que desearan ayudarnos en el rescate de nuestra democracia y libertad, a realizar lo que se considerara necesario y pertinente para dar cabal cumplimiento a los pactos y acuerdos internacionales asumidos y que son ley de la República, como lo es la Responsabilidad de Proteger (R2P).

El Gobierno Encargado todavía no ha entendido el verdadero fondo de nuestra propuesta, que no es otra cosa que desalojar a lo inmediato y a como diera lugar un régimen que nos está causando mucho daño a los venezolanos, de la mano de la Soberanía Popular. Y aunque en lo personal me encuentre en desacuerdo con la redacción final de las preguntas de esta Consulta Popular, al menos esta tiene los ingredientes mínimos necesarios para realizarla como un rechazo del pueblo al régimen de Nicolás Maduro Moros.

Pero hay algo más que tenemos a hora que tomar en cuenta: esta Consulta Popular es la ÚLTIMA oportunidad de Juan Guaidó y su Gobierno Legítimo de protagonizar una transición a la democracia y la libertad en Venezuela. Si lo hubieran entendido, no solo hubieran aceptado la propuesta de ANCO hace meses sino la hubieran asumido como propia y motorizado en todo el planeta. De una manera mezquina se dedicaron a cambiarla y si no es por el decidido acompañamiento de la sociedad civil a nuestra lucha en todo el país, no hubieran ni siquiera considerado como primer punto de importancia capital el Cese de la Usurpación de Nicolás Maduro Moros, colocando luego las elecciones que quieren sin pasar por un Gobierno de Transición.

Ya las fuerzas políticas se están moviendo en el sentido de descabezar a Juan Guaidó de la Presidencia Encargada a partir del 5 de enero de 2021, fecha del comienzo de una nueva Legislatura y Asamblea Nacional, al vencimiento de la actual presidida por Voluntad Popular y Juan Guaidó, a la medianoche del 4 de enero de 2021. Para nadie son un secreto las aspiraciones de Acción Democrática y Henry Ramos Allup de presidir la nueva Asamblea Nacional Legitima a partir del 5 de Enero de 2021.

Algunos factores pensaron que la oposición oficial quería la Consulta Popular para alargar el periodo de la actual Asamblea Nacional. No necesitaban una Consulta Popular para eso. Ya se están haciendo formulaciones jurídicas que apuntan a la “renovación” de la actual Asamblea Nacional Legítima en funciones, luego del desconocimiento de las elecciones del 6D-2020 (recuerden la segunda pregunta de la Consulta). La propuesta presentada por el Dr. Gerardo Fernández en ocasión de la Lección Inaugural del período Académico 2020-2021 de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica Andres Bello, UCAB, titulada “La Asamblea Nacional y el reto del 5 de enero. Visión Constitucional del tema” desnuda el camino que transitarían los actuales diputados para una Asamblea Nacional de carácter permanente “hasta el Cese de la Usurpación”, pero con una Presidencia Encargada “rotativa” decidida por esos diputados de acuerdo a un nuevo acuerdo político, donde por supuesto no sería Guaido el Presidente Encargado ni de la Asamblea Nacional.

Eso nos lleva a una conclusión que fue obvia para nosotros desde hace meses, pero al parecer no tan obvia para quienes ejercen el Gobierno Encargado: el primer interesado en que Maduro cese en sus funciones y se expulse al régimen de Miraflores para comenzar un Gobierno de Transición de inmediato y antes del 5 de Enero de 2021, debería ser Juan Guaidó. Eso nos convierte a todos los venezolanos en los principales aliados circunstanciales de Guaidó, en contraposición de aquellos que necesitan que Maduro se quede para ponerle las manos a un Gobierno Encargado rotativo en manos del G4, comenzando por Henry Ramos Allup y Acción Democrática, convirtiéndolos a ellos en aliados de facto del régimen.

Cualquier cosa que se pregunte en una Consulta Popular que apunte al Cese de la Usurpación de Maduro debe ser votada masivamente para que tenga la contundencia suficiente y necesaria para remover al régimen y generar un Gobierno de Transición que sea sostenible. Eso no es lo que querían los principales partidos al intentar sabotear el Cese de la Usurpación en las preguntas al pueblo de Venezuela. Por eso eliminaron a conciencia el “Gobierno de Transición” de la primera pregunta de la Consulta Popular porque quieren elecciones el año que viene con Maduro en Miraflores y de Presidente de esa “Transición” a Henry Ramos Allup, con su teoría de los Enclaves Autoritarios, lo que les permitiría cogobernar con el régimen socialista del Psuv aun sin Maduro, responsables de crímenes de Lesa Humanidad, cosa que ya están diciendo descaradamente dirigentes de la oposición oficial.

Podré estar desacuerdo en como quedaron esas preguntas, pero lo estoy todavía más con una Asamblea Nacional “permanente” dándose la mano en paralelo con el régimen en una suerte de conchupancia ilimitada donde el único perdedor es el pueblo venezolano. A todos nos conviene que cese la usurpación inmediatamente, independientemente de quién sea el que conduzca la Transición. Y eso es lo que está en juego aquí. Lamentablemente una gran parte del sector político opositor (con sus contadas excepciones) está viendo que su supervivencia política está garantizada solo si Maduro continúa en el poder. Es macabro pero es así…

Aunque hayamos tenido un suplicio por las preguntas y no hayan comprendido nuestra propuesta (o si lo hayan hecho pero a algunos con poder les convenía otra cosa), tenemos al frente el cadalso de Juan Guaidó, y lo peor es que creo que no se ha dado cuenta, por que han pretendido minimizar la formulación de las preguntas de la Consulta Popular torpedeando la fuerza de lo que la Soberanía Popular puede lograr. Deberían darnos todo lo que les pidamos desde la sociedad civil, poniendo todos los recursos que tengan en ese Gobierno Encargado para salir de este régimen inmediatamente. Pero si aun no lo han comprendido a cabalidad, tampoco se lo vamos a permitir a pesar de ellos mismos.

Votemos masivamente por ese cese de la usurpación propuesto ahora en la Consulta Popular y obliguemos a los políticos a cumplir la orden de buscar lo que sea necesario internacionalmente para sacar a estos delincuentes del poder. Si no lo hacemos ahora, tendremos al régimen y su oposición negociando nuestro sufrimiento por quien sabe cuántos años más. Esta Consulta Popular puede ser la última oportunidad para que los venezolanos podamos expresarnos directa Y constitucionalmente delante del mundo. Dudo que esa oportunidad la tengamos en un largo futuro si no tenemos éxito. Usemos este último resquicio que nos queda de Poder Popular. No lo desaprovechemos…

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: [email protected]
Twitter:@laguana

Autor: Luis Manuel Aguana
Ir a la Fuente original del artículo para seguir leyendo

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela