El administrador del restaurante Casa Urrutia, Daniel Suárez, denunció este viernes que un grupo de funcionarios hicieron presencia en el lugar que se encuentra ubicado en Las Mercedes; en el estado Miranda.

Según Suárez, estas acciones se producen para hacer cumplir con una orden de desalojo y embargo; que considera como un «montaje para adueñarse del terreno».

«Nos han embargado y desalojado del local por el Tribunal Supremo de Justicia sin aviso; y sin protesto con un alegato de que estábamos ilegalmente alquilados y que un supuesto propietario ‘militar’ desde el año 1975 -según registro de una notaría que ya no existe- no había percibido ingresos de alquiler por nuestra parte», argumentó Suárez a El Pitazo.

Asimismo, detalló que en Catastro el local aparece registrado a nombre de Santiago Ibargüen, mientras que el pago del alquiler es destinado a la sucesión Ibargüen administrado por Juan José Rachadell; sin embargo, aclara que los familiares de Ibargüen fallecieron y no existe una nueva sucesión.

Según informó el administrador del restaurante, otras personas han estado interesadas en adquirir el local. Sin embargo, Adolfo Urritia, fundador del negocio, no ha querido despedir a los empleados.

VALORA ESTE ARTICULO

( 6 votos, promedio: 3,67 de 5 )

Cargando…

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia