Lo triste es que en Venezuela muchos se han acostumbrados a la situación que atraviesa el país, ya es normal que las familias dentro de sus apretadas agendas de supervivencias incluyan la búsqueda de leña, para poder cocinar en sus casas.

Mientras Nicolás Maduro anuncia la construcción de drones para la presunta defensa de la soberanía, mientras la gente deambula las calles buscando comida.

Ahora se incluye la leña dentro de la cesta básica y esto ocurre en gran parte de Venezuela. El equipo de reporteros de Venezuela Informativa, hizo un recorrido en la comunidad de Altagracia y constatamos cómo se las inventa la gente para cocinar. Por ejemplo en muchas de las casas de esta comunidad, tiene los hornos de barro también las cocinas de barro construida de manera artesanal, que empiezan a causar secuelas en la salud de las mujeres venezolanas.

En el caso de la señora Nancy Yépez, desde hace meses no cocina en gas y su esposo le construyó un fogón con bloques de barro, al mejor estilo de los años 30.

La falta de gas se agudiza y los especuladores entre ellos funcionarios públicos venden el poco gas que llega hasta en 70 $ la bombona mediana. Existe una explotación y anarquía total.

Ir a la fuente original para seguir leyendo