Bajo el fuego por fallas en la lucha contra el lavado de dinero, un grupo de los bancos más grandes de Bélgica propuso la creación de una plataforma para intercambiar información sobre transacciones sospechosas con las autoridades belgas y otro, a medida que los esfuerzos para detener el flujo de dinero sucio cobran fuerza a nivel mundial.

Por Dean Starkman

En testimonio ante el comité de finanzas del parlamento belga la semana pasada, los bancos belgas – ING Belgium, KBC Bank, Belfius Bank and Insurance y BNP Paribas Fortis – pidieron conjuntamente leyes que les permitieran establecer un sistema seguro para compartir información sobre presuntos blanqueo de capitales y las entidades oscuras detrás de las transacciones.

“Pedimos con urgencia participar como un socio real en la lucha contra el blanqueo de capitales, y no solo como reportero de transacciones sospechosas a la unidad de lucha contra el blanqueo de capitales, como es el caso ahora”, Marc Raisière, director ejecutivo de Bruselas- con sede en Belfius, testificó, según la organización de noticias belga De Tijd.

La propuesta de los bancos belgas sigue a un acuerdo reciente de los ministros de finanzas europeos para crear un nuevo organismo a nivel de la Unión Europea con poderes de supervisión directa sobre algunas instituciones de «alto riesgo», así como la autoridad para asumir la supervisión de los reguladores nacionales en «claramente situaciones definidas y excepcionales «. Los ministros también dieron su respaldo a una propuesta para armonizar las reglas contra el lavado de dinero en toda la UE y proporcionar coordinación y apoyo a las unidades nacionales de inteligencia financiera de los estados miembros.

La propuesta belga, y las audiencias en sí, son las últimas consecuencias de FinCEN Files , una investigación global de más de 400 periodistas que reveló cómo los bancos continúan moviendo dinero sucio para los cárteles de la droga, regímenes corruptos, traficantes de armas y otros criminales internacionales, y cómo permite que suceda un sistema de aplicación fallido liderado por Estados Unidos. La investigación se basó en parte en 2.100 informes de actividad sospechosa de alto secreto , o SAR, obtenidos por BuzzFeed News y compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y sus socios de medios globales. Los RAS son presentados por los bancos globales a la unidad de inteligencia del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, Financial Crimes Enforcement Network, conocida como FinCEN.

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela