La falta de reconocimiento de las elecciones a la Asamblea Nacional por parte de la comunidad internacional limita las opciones de acompañamiento o veeduría en el proceso.

Pese a que el mandatario venezolano Nicolás Maduro anunció el pasado 28 de octubre que más de “300 observadores internacionales” de Europa, África, Asia, América Latina, el Caribe y EE. UU. habían confirmado su asistencia a los comicios parlamentarios pautados para el 6 de diciembre, a poco más de 15 días, el Consejo Nacional Nacional (CNE) no ha anunciado la lista oficial de quienes serán los que participarán en el evento.

Hasta la fecha, el organismo electoral solo ha revelado un acuerdo con el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela), que han sido el único grupo visible hasta la fecha.

“Nuestra tarea es la veeduría electoral y nuestra agenda está enmarcada en las actividades acordadas con el CNE, respetando la autoridad electoral y las competencias internacionales definidas”, dijo Guillermo Reyes, jefe de la misión internacional en Venezuela, luego de una reunión con el los representantes del Poder Electoral el 12 de noviembre de este año.

Pese a que no se han difundido los nombres de otras organizaciones, en los procedimientos preelectorales se ha contado con la participación de otros representantes internacionales.

De acuerdo con el informe publicado por el CNE sobre el proceso de auditoría del software de las máquinas electorales del pasado 21 de octubre, participaron por videollamada los representantes del Ceela, expertos electorales de Argentina y del Consejo Supremo Electoral de Turquía.

Carlos Medina, director del Observatorio Electoral Venezolano (OEV), aseguró a Efecto Cocuyo que la lista de veedores puede ser mayor, a pesar del hermetismo del organismo electoral.

“En los auditorías también ha habido participación de observadores de Rusia y Suráfrica en eventos como los simulacros electorales, pero es muy difícil dar exactitud a esa cifra”, agregó.

La falta de garantías electorales como la intervención de partidos políticos de oposición, la inhabilitación de figuras políticas y la designación de las autoridades electorales a través del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al considerar que la Asamblea Nacional controlada por la oposición se encuentra en desacato, son algunas de las razones del desconocimiento de los comicios legislativos de parte de la comunidad internacional, encabezada por la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

Josep Borrell, alto representante para la Política Exterior de la UE, aseguró que la coalición de países no enviaría observación a Venezuela luego que sus esfuerzos de negociar con el chavismo gobernante, para posponer los comicios legislativos, fallaron.

Organismos como el Grupo de Lima, el Grupo de Contacto y la Organización de Estados Americanos (OEA) también han han cuestionado la elección por no contar con la las garantías mínimas de participación. Esto pudiera ser uno de los factores que, como han advertido algunos expertos, contribuyan con la abstención de electores.

Efecto Cocuyo