Manuel Martínez es uno de los empleados contratados para vigilar que quienes visitan el C.C Sambil Chacao respeten y cumplan las medidas de bioseguridad por la pandemia. Expresó que es «complicado» cumplir con el protocolo porque los pasillos son angostos.

En conversación con ND, Martínez indicó que desde muy temprano el personal encargado de la bioseguridad se alistó para atender a los usuarios.

«Llegamos antes de las 7:00 a.m. porque a esa hora abrió el centro comercial y vamos a estar hasta las 11:00 p.m., pero es ahorita al mediodía que hemos visto mayor cantidad de personas».

Destacó que las tiendas con más alfuencia son las de ropa para damas.

«Muchas tienen hasta más del 50% de descuento y la aglomeración es mayor. Nosotros estamos pendientes de que usen el tapabocas correctamente, que mantengan la distancia y se apliquen el gel, pero es complicado que se ordenen debidamente porque el espacio en los pasillos es pequeño».

Al ser consultado sobre las medidas que deben tomar si alguien se niega a cumplir con el protocolo, indicó: pueden ser retirados del Centro Comercial, ya que es condición obligatoria el uso de la mascarilla y ese es nuestro trabajo.

Decenas de empleados identificados con el logo Sambil recorren los pasillos este viernes para que los asistentes al BlackFriday guarden el distanciamiento social y hagan uso correcto del tapabocas.