El hambre y la decadencia ahora son parte del día a día del venezolano. La devaluación e hiperinflación causadas por deficientes políticas económicas aunada a una gran corrupción, han dejado a Venezuela en la quiebra, tanto que con el sueldo mínimo los ciudadanos no pueden comprar ni la cuarta parte de la canasta alimentaria.

Redacción Extra Venezuela

Sin comida, sin insumos en los hospitales, sin poder adquisitivo que logre mejorar la calidad de vida, los niños, adultos y ancianos se enfrentan a una de las peores crisis en la historia.  Mientras el caos transciende, Maduro se ha dedicado a ignorar y “bailar” por encima de la pobreza del pueblo.

Este viernes a través de su cuenta en la red social Twitter, Maduro aprovechó el Día Universal del Niño para enviar un mensaje y asegurar que desde la revolución se garantiza “el derecho a una infancia plena y feliz”.

“Reafirmo mi compromiso por garantizar y defender el derecho a tener una infancia plena y feliz”, escribió sin recordar que ha sido el responsable del hambre de cientos de niños.

La realidad

Como era de esperarse, los usuarios respondieron y le refrescaron la memoria a Maduro de la crisis nacional que se vive y a la que son sometidos cientos de niños.

Conéctate con nosotros y suscribete a nuestro espacio en Telegram https://t.me/VenezuelaAD

Redacción Extra Venezuela