Las autoridades en Georgia informaron del hallazgo de unos 2.600 votos que no fueron contados durante el escrutinio de las elecciones del 3 de noviembre, una cifra que no altera el resultado provisional a favor del aspirante presidencial demócrata, Joe Biden. Georgia empezó el viernes de la semana pasada un recuento manual del escrutinio después de que el escrutinio concluyera con el presidente electo, Joe Biden, adelantando al todavía mandatario, Donald Trump, por poco más de 14.000 votos. Los votos encontrados durante el recuento manual pertenecen al condado de Floyd, donde se impuso Trump con más del 70%.

En contexto: la campaña de Trump puede reclamar otro recuento en caso de que los resultados que certifique el estado el viernes arrojen una ventaja menor al 0,5% a Biden, un escenario más que probable dado que la diferencia actual es de tres décimas.

Dijo al periódico local The Atlanta Journal-Constitution el presidente del Partido Republicano en ese condado, Luke Martin, que los sufragios encontrados permitirán a Trump reducir en unos 800 votos el margen de más de 14.000 que le lleva Biden. «Es muy preocupante, pero no parece ser un problema generalizado. Me alegro de que la auditoría lo haya revelado y es importante que se cuenten todos los votos».

Las autoridades electorales en Georgia atribuyeron el incidente a un error humano durante el escrutinio y detallaron que los votos no se contaron porque trabajadores del condado olvidaron cargar en el sistema un archivo que tenían en una tarjeta de memoria. También aseguraron que no se han encontrado errores similares en otros condados durante el recuento manual que empezó el viernes y tiene que terminar este miércoles, antes de que el estado certifique sus resultados.

Trump mantiene que se produjeron irregularidades en varios de los estados que provocaron un fraude electoral en su contra, pero por el momento no ha aportado pruebas y las demandas que ha presentado en los tribunales no han dado ningún fruto.

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela