Seguro que muchos de nosotros usamos la albahaca en la cocina para preparar diferentes platos. De un aroma inconfundible y delicioso es una hierba muy utilizada en pastas, pizzas y aceites aromáticos. Sin embargo, ¿sabías que también se puede usar la albahaca como remedio natural contra los mosquitos?

¿Por qué la albahaca es un remedio natural contra los mosquitos?

Para conocer por qué esta hierba aleja mosquitos, es necesario que sepamos cómo estos insectos detectan a su presa. Al margen de lo tediosas y dolorosas que sean las picaduras, pueden acarrear enfermedades más graves. En este sentido, se han desatado epidemias de dengue o fiebre amarilla transmitidas por Aedes aegypti.

Este tipo de insectos cuentan con sensores térmicos y químicos que les permiten detectar su alimento. Todo su diminuto cuerpo trabaja en equipo para localizar a la víctima:

Sus patas notan la diferencia de temperatura entre su objetivo y el ambiente.

Sus antenas advierten el vapor de agua y dióxido de carbono que se hacen presentes cada vez que exhalamos al respirar. Además, la piel emana ciertas sustancias, como el ácido láctico del sudor, que también atraen a los mosquitos.

Al utilizar un repelente con sustancias químicas, lo que hacemos es atacar los sensores naturales del mosquito. De esta forma, pierde la capacidad de detección de su presa, por lo que se aparta para recuperarlas. La albahaca cuenta con cuatro sustancias naturales que son repelentes: estragol, citronelol, limoneno y trans-nerolidol.

¿Cómo puedo utilizar la albahaca como remedio natural contra mosquitos?

La albahaca es una planta que nos ofrece una manera sustentable, sencilla y económica de ahuyentar los mosquitos. Si bien con solo colocar una plantita en ventanas, terrazas y jardines ya estamos reduciendo la presencia de insectos, vamos a ver otras formas de utilizarla.

Para preparar un repelente natural de insectos a base de albahaca vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

120 mililitros de agua.

Hojas de albahaca.

120 mililitros de vodka o alcohol de 96 º.

Con las hojas y el agua vamos a preparar un té y lo colamos. Mezclamos el líquido que nos queda con el vodka o el alcohol y lo vertemos en un recipiente que tenga un spray. Luego, podemos rociar las plantas cada vez que sea necesario.

Otra alternativa sería comprar un aceite corporal esencial de albahaca. Además de perfumar e hidratar la piel, mantendríamos los mosquitos alejados. Asimismo, también se lo podría conseguir para aromatizar los ambientes.

Con información de: mejorconsalud