D Welle

Caracas.- Al menos 37 personas murieron en las protestas de los últimos días en Uganda, tras el arresto del candidato presidencial de la oposición Bobi Wine, según informó la policía ugandesa este viernes.

Lea también: Campaña de Trump retira la demanda por fraude electoral en Michigan

De acuerdo a AP, la cifra de muertos por las protestas y el arresto del opositor es el peor malestar del país en una década, y se esperan más antes de las elecciones a principios del próximo año.

A Wine se le concedió la libertad bajo fianza en la ciudad oriental de Iganga después de ser arrestado el miércoles y acusado de desobedecer las pautas de COVID-19 que requieren que los candidatos presidenciales se dirijan a menos de 200 personas.

“Hágale saber al presidente Yoweri Museveni que no somos esclavos y que no aceptaremos ser esclavos”, dijo Wine. «Seremos libres».

El opositor de 38 años de edad, quien fue privado de libertad muchas veces en los últimos años, ha capturado la imaginación de muchos ugandeses con sus persistentes llamamientos para que Museveni se retire después de 36 años en el poder.

Sus abogados trajeron las ropas rotas que lució el cantante el día de su arresto el miércoles, cuando estallaron las protestas en la capital, Kampala.

La policía ha dicho que 350 personas fueron arrestadas y detenidas en todo Kampala. La tensión se mantuvo en la capital el jueves, con una fuerte presencia militar y policial.

El patólogo de la policía de Uganda y el jefe de los servicios de salud de la policía dijeron a los periodistas que habían contado 37 cadáveres el jueves por la mañana.

En declaraciones a los reporteros, el ministro de Seguridad, el general Elly Tumwine, advirtió a los manifestantes que serán atendidos si continúan.

«Este fue un movimiento deliberado y planificado de antemano para causar el caos, porque tenemos pruebas», afirmó Tumwine. «Pero quiero advertir a los que incitan a la violencia que cosecharán lo que siembren».