El director de PROVEA, Marino Alvarado informó  que se presume que los dirigentes sindicales petroleros Eudis Girot y Guillermo Zarraga estén detenidos en la sede de la DGCIM en Boleíta, en Caracas, y presuntamente se les acusa de actos de terrorismo.

Alertó que debe causar alarma que cualquier persona sea enviada a este centro de detención por las graves denuncias de violaciones a los derechos humanos que se han realizado, principalmente de tortura. “Cualquier detenido que sea llevado a la DGCIM, sea militar o ciudadano, debe causar preocupación que esté en este lugar por sus antecedentes”

Marino Alvarado denunció que los detenidos no han podido comunicarse con sus abogados ni familiares por lo que no saben de qué se les culpa. “Lo que han denunciado sus familiares es que se les acusa de presuntos actos terroristas. Presumimos que son por los reclamos que ha venido realizando el movimiento sindicato petrolero, que durante muchos años se les ha impedido cualquier acto de protesta. La intención es la de frenar estas protestas”, dijo.

Sobre el caso de las Faes, aseguró que este cuerpo armado se ha convertido en una maquinaria de terror contra los más pobres de Venezuela cometiendo allanamientos arbitrarios, robos, secuestros y asesinatos. Indicó que el Fiscal del régimen, Tarek Wiliiam Saab despertó tarde ante los abusos de ese cuerpo policíal y aseguró que ese organismo hay que disolverlo por ser una estructura criminal y de violaciones a los derechos humanos.

Seguir leyendo…