El agua y el jabón se han convertido en dos elementos vitales para hacer frente a la pandemia de coronavirus. Lavarse frecuentemente las manos, de forma meticulosa y durante al menos 20 segundos es una de las recomendaciones sanitarias para toda la población. Según un estudio recogido por Unicef, lavarse las manos con jabón con regularidad puede reducir en un 36 por ciento la probabilidad de contagiarse de la covid-19. Por eso, este año el Día Mundial del Lavado de Manos, que se celebra este jueves, 15 de octubre, cobra más relevancia que nunca.

Esta conmemoración, que comenzó a realizarse en 2008 gracias a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sirve para recordar que, en este año más que nunca, el agua es un bien básico para la salud pública y el mejor aliado en la lucha contra el coronavirus y contra numerosas enfermedades que se previenen con una buena higiene de manos. Por ese y otros motivos el suministro de agua y el saneamiento fueron declarados servicios esenciales durante el confinamiento.

Desde Asturagua, empresa del sector del medioambiente que gestiona el ciclo integral del agua, recuerdan que «la pandemia ha dejado en evidencia que las comunidades con menor acceso a servicios básicos como el agua potable son las más vulnerables ante las crisis sanitarias».

Además, la compañía resalta que el cambio climático agravará la situación porque, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2025 más del 60 % de la población mundial vivirá en zonas con estrés hídrico.

Lavarse las manos es una de las mejores formas de protegerse y de proteger a nuestra familia para evitar que se contagien. Para ello hay que seguir estos sencillos cinco pasos para garantizar un correcto lavado de manos:

Los cinco pasos para lavarse las manos correctamente

1. Mojarse las manos con agua corriente limpia (tibia o fría), cerrar el grifo y enjabonarse las manos.

2. Frotarse las manos con el jabón hasta que haga espuma. Frotarse la espuma por el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.

3. Restregarse las manos durante al menos 20 segundos.

4. Enjuagarse bien las manos con agua corriente limpia.

5. Secárselas con una toalla limpia o con un papel de un solo uso.

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela