El Gobierno interino de Venezuela, presidido por Juan Guaidó, ha abierto un frente de batalla legal internacional para proteger activos venezolanos reclamados por acreedores del país en todo el mundo.

Por Primer Informe

Fondos de cobertura, compañías petroleras y un sin número de empresas y entidades financieras, buscan incautar miles de millones de dólares en activos en el extranjero de Venezuela.

Se calcula que hasta $ 100 mil millones de dólares, en dinero y propiedades venezolanas, están en juego. El activo productivo más importante sería la petrolera Citgo.

Hasta ahora, la mejor arma contra los acreedores en los Estados Unidos es una orden temporal del Departamento del Tesoro que les impide las incautaciones.

Pero esa orden vence el día antes de que, si se confirma su triunfo, Joe Biden asuma la presidencia del país. Si se amplía, la nueva administración aún debería resolver complejas reclamaciones legales hechas por acreedores estadounidenses.

También están en peligro lingotes de oro alojados en el Banco de Inglaterra. Los activos incluyen negocios y cuentas legítimas que alguna vez estuvieron bajo el control del estado venezolano.

Una orden temporal del Departamento del Tesoro protege los activos venezolanos de incautación en EEUU, entre ellos, la petrolera Citgo.

Dinero robado y depositado en el extranjero y artículos de lujo como aeronaves y mansiones también entran en el inventario.

Los acreedores buscan los activos como compensación por los miles de millones de dólares que les debe el régimen de Nicolás Maduro.

Los casos se están llevando a cabo en tribunales de Estados Unidos y Europa, en países que no reconocen a Maduro y, en cambio, ven a la oposición como representantes legítimos de Venezuela.

Proteger esos activos es clave en la difícil gestión de gobierno interino de Guaidó. Perderlos sería un golpe para las aspiraciones democráticas venezolanas. Los activos constituyen el pilar financiero de los planes de reconstrucción para la devastada Venezuela.

Recientemente, los fallos de las cortes han ido en contra de Venezuela y si se confirmara el triunfo de Joe Biden, no se sabe cómo será el apoyo que el demócrata dará a la causa venezolana.

Se espera que la nueva administración continúe apoyando a la oposición. Pero no está claro si apoyará a Guaidó o a otra figura.

Seguir leyendo…