La antigua carretera el Manzano- Agua Viva luce no solo su peor rostro, producto de la progresiva acumulación y descarga de escombros y basura, a lo cual se suma el desprendimiento del talud de borde, derivado de las precipitaciones.

Usuarios del reconocido atajo hacen llamado a las autoridades regionales a atender esta vía que es eje alterno para Iribarren y Palavecino.

“Por medio de este camino se puede recortar tiempo para llegar incluso al centro de Barquisimeto”; señalo José Luis García, conocido luchador social de Palavecino y quien a diario frecuenta el referido acceso.

Asimismo, Néstor Uncein es habitante de un urbanismo aledaño al sitio, en Agua Viva, agrega que “toca pasar y hasta esquivar los botes de basura que las personas largan muchas veces en medio del camino”.

Ambos usuarios exhortan a las Alcaldías de Iribarren y Palavecino a tomar medidas concretas que conlleven a materializar una limpieza, e incluso un asfaltado parcial que necesita el antiguo camino.

El señor Sergio Anzola es nativo de Manzano abajo, y recuerda que en 1999, cuando se desplomó el puente de las Damas, esa fue la única salida de escape. “Es la más frecuentada por los vecinos del Manzano, dice, mientras que Juana Álvarez otra pobladora pero de las Cuibas, enfatiza que se necesita con urgencia.

Hoy en día es utilizada mayormente por habitantes de El Manzano y Playones de Guamacire, para transportar sus cosechas.

Foto y texto: @aguavivajose

Ir a la fuente