19 de noviembre 2020 | 3:58 pm

Trabajadores de Interjet programaron una votación para decidir el inicio de una huelga a partir del 19 de noviembre, debido a las diferencias que han tenido por la empresa a la que acusan de deber salarios caídos; sin embargo, la votación favoreció ésta fuera aplazada.

A través de una votación electrónica, los trabajadores afiliados a la Sección 15 de la Confederación de Trabajadores de México decidieron que el emplazamiento a huelga sería votado nuevamente el 1 y 2 de diciembre, con lo que dieron una nueva oportunidad a Interjet de cumplir con los adeudos.

“Seguiremos manteniendo diálogo constante con la empresa para generar las soluciones que los trabajadores y la empresa necesitan” dijo en un comunicado Francisco Joaquín del Olmo, director de la Sección 15.

Trabajadores han señalado que están en negociaciones para que la aerolínea realice el pago de cuatro quincenas, cuatro meses de vales de despensa y prestaciones como las aportaciones al Infonavit y al IMSS.

Interjet ha visto agravar su situación financiera durante el mes. En un solo día, Grupo Cabal, del empresario Cabal Peniche, confirmó que retiraría su participación de la empresa, al tiempo en que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) recordó que la aerolínea tiene un adeudo de impuestos desde 2013, aunque debe pagar primero la nómina de los trabajadores.

En conferencia de prensa el martes 10 de noviembre, Raquel Buenrostro titular del SAT dijo que se pretende salvaguardar el trabajo del personal, incluso antes que cobrar los adeudos que presenta la empresa por conceptos de retención de IVA y ISR.

Buenrostro reiteró que el gobierno federal no apoyará a la aerolínea porque sus problemas financieros son previos a la pandemia.

“Ya no hay acuerdos por debajo de la mesa (…) todo mundo sabe que Interjet tiene un adeudo con el SAT desde 2013 (…) Entonces desafortunadamente la situación que hoy vive la aerolínea no tiene que ver con el COVID-19”, dijo la titular del SAT.

A todo ello se suman los problemas operativos, por ejemplo el 9 de noviembre canceló sin previo aviso 10 vuelos desde y hacia Cancún.

Se estima que la deuda de Interjet asciende a más de 482 millones de dólares, incluyendo los cerca de 5,500 trabajadores sindicalizados y de confianza de todas las áreas que han dejado de percibir su salario desde el mes de septiembre.

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela