El Senado estadounidense confirmó el miércoles el nombramiento del funcionario James Broward Story como nuevo «embajador extraordinario plenipotenciario» de Venezuela. Su embajada estará en Bogotá (Colombia) debido a que ambos países mantienen rotas sus relaciones diplomáticas.

Story es el primer diplomático asignado por Washington al país suramericano desde hace una década. El funcionario, que hasta ahora se desempeñaba como encargado de Negocios interino de la Embajada Virtual de EE.UU. en Venezuela, se trasladó a la capital colombiana tras la ruptura de las relaciones entre ambos países, en 2019.

Tensas relaciones diplomáticas

Venezuela no tiene embajador estadounidense en su territorio desde hace una década. En 2010 el Gobierno del fallecido Hugo Chávez rechazó de manera oficial a Larry Palmer, representante diplomático de ese país, por sus opiniones acerca de la política interna venezolana y pidió la designación de otro funcionario, lo que no ocurrió. Tras este anuncio, EE.UU. revocó la visa del máximo representante venezolano en ese país, Bernardo Álvarez, en reciprocidad.

Las tensiones entre ambos países se intensificaron durante la Administración de Barack Obama, quien no reconoció las elecciones donde Nicolás Maduro resultó ganador en 2013 y firmó en 2015 la orden ejecutiva que declaró a Venezuela como una amenaza «inusual y extraordinaria» para su seguridad nacional. Esta decisión dio pie a las sanciones posteriores en contra de Venezuela.

Tras años de retiros de funcionarios diplomáticos estadounidenses del país bolivariano y de intentos de acercamientos fallidos, Caracas rompió relaciones con Washington en enero de 2019, después de que el Gobierno de Donald Trump reconociera a Guaidó como mandatario «legítimo» de Venezuela.