El expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en su libro, contó cómo convenció a su esposa, Michelle Obama, para que esta apoyara su candidatura en representación del Partido Demócrata.  

BEN BAKER/REDUX / People.

En la publicación llamada “A Promised Land”, una memoria sobre el poder y la vida, Obama relató que lo primero que dijo su pareja fue: “Por Dios, Barack, ¿cuándo va a ser suficiente?”.  

Luego, ella le pidió que argumentara qué podría hacer él de especial que no pudiera hacer otro demócrata con posibilidades a la Presidencia de EEUU. «No hay garantía de que podamos lograrlo», le respondió Obama.  

«Pero esto sí sé con seguridad: sé que el día que levante mi mano derecha y jure como presidente de los Estados Unidos el mundo comenzará a mirar a los Estados Unidos de otra manera. Sé que los niños de todo este país – niños afroamericanos, niños hispanos, niños que no encajan – se verán a sí mismos de otra manera, también: sus horizontes se habrán elevado, sus posibilidades se habrán expandido. Y solo por eso, solo por eso valdría la pena», agregó.  

«Bueno, amor, esa fue una respuesta bastante buena», respondió Michelle.