El periodista de Punto de Corte Robert Lobo se movilizó hasta Puente Llaguno, en la avenida Baralt de Caracas, para tratar de documentar la situación irregular que se presentó la noche de este miércoles 18 de noviembre entre funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) e indígenas.

Con_Fe350 (@Con_Fe350)

De acuerdo con diversos reportes en la red social Twitter, al menos 300 yukpas viajaron desde el estado Zulia hasta Caracas para reclamar ante las puertas del Palacio de Miraflores condiciones justas de vidas ante la falta de medicamentos, doctores e insumos prioritarios en las zonas donde habitan, así como los estragos que han dejado las fuertes lluvias registradas en varias partes del país, como en el municipio Machiques de Perijá.

Piden reunirse con Maduro. Denuncian estar incomunicados pues las recientes lluvias han causado destrozos en las zonas donde viven. Llegaron en horas de la madrugada a Caracas, pudieron reunirse con Aristóbulo Istúriz, pero sin obtener respuestas ‘solo habló él, era lo que él decía’”, indicó Lobo.

El locutor explicó en su cuenta de Twitter que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) le quitaron las llaves y los documentos a los chóferes de los autobuses en los que se trasladaron los indígenas.

Dicen que van a amanecer ahí pues no tienen a donde ir. Quieren irse con respuestas. Muchos niños de meses entre los indígenas”, señaló.

El comunicador social denunció que tanto él como otros colegas fueron amedrentados por “colectivos”, quienes los obligaron a retirarse del sitio para que no pudieran reportar lo que acontecía.

“Algunos colegas fueron amedrentados por colectivos y tuvieron que irse, todo ante los ojos de la PNB y GNB. A esta hora colectivos y GNB trancaron el paso en la Baralt. Imposible recabar testimonios o videos, tenía encima a los colectivos”, finalizó.