El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró este miércoles que “invertir en agua y saneamiento es crítico para recuperarse de la pandemia” del covid-19.

“El agua, el saneamiento y la higiene son la primera línea de defensa contra el covid-19 y muchos otros problemas como cólera, malaria, influenza o malnutrición”, expresó Adhanom en una reunión virtual de ministros de finanzas latinoamericanos auspiciada por la Alianza Mundial Saneamiento y Agua para Todos (SWA, en inglés).

El director de la OMS transmitió a los ministros que “los beneficios de invertir en saneamiento son cinco veces el costo”, por lo que supone también un beneficio económico. “Cuando algunas poblaciones están desprotegidas todos estamos en riesgo”, advirtió.

“Las inversiones en agua, higiene y saneamiento son las prescripciones centrales para una recuperación de covid-19”, enfatizó.Anuncios

Según el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el mexicano José Ángel Gurría, el acceso al agua segura y de calidad en Latinoamérica y el Caribe está por debajo de 80%, mientras los servicios de saneamiento óptimos no llegan todavía ni a 50% de los ciudadanos.

“Con la pandemia se vuelve todavía más importante. Latinoamérica tiene solo 8% de la población mundial pero tiene 26% del total de casos de covid y 38% de las muertes totales por el virus”, señaló Gurría.

Cambio climático

Los ministros presentes coincidieron en señalar el cambio climático como uno de los principales problemas por enfrentar en el manejo del agua.

“Da tristeza después de pasar tantas tormentas y tantas inundaciones, de ver que nos sobra el agua, y que el problema es cómo manejar el agua que nos sobra”, lamentó el ministro de Finanzas de Guatemala, Álvaro González.https://ecdff5c6a630ad24e45153061ca896e6.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

González aseveró que países como Guatemala no salen de las catástrofes como los ciclones Eta e Iota sufridos recientemente, que hacen desviar recursos necesarios para infraestructuras básicas a “programas de reconstrucción que están fuera del presupuesto”.

Del mismo modo, la viceministra de Finanzas de Honduras, Liliam Rivera, expuso que “el clima está afectando la disponibilidad de fuentes de agua” en su país, donde 800.000 habitantes carecen de servicios de agua y 1,4 millones de saneamiento.

En la última década “se intensificaron” los desastres naturales, denunció, con zonas particularmente afectadas como el corredor seco.

Acciones concretas

“El tema de agua y saneamiento es la inversión social más importante después de la educación y la salud”, consideró el ministro de Hacienda y Crédito Público nicaragüense, Iván Acosta, que cifró en 4,2 millones las nuevas conexiones a la línea de agua corriente en su país.https://ecdff5c6a630ad24e45153061ca896e6.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

“En saneamiento hemos tenido un avance de 386.000 personas, que nos da una cobertura de 51%. Hemos tenido un inmenso crecimiento pero estamos apenas a medio camino”, señaló.

Ahora, dijo el ministro, su gobierno está centrado en llevar el agua, la higiene y el saneamiento al campo, “donde está la pobreza y donde ha estado en los últimos 200 años”.

Para lograr cumplir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 6, que estipula lograr al año 2030 el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos, el gobierno de Costa Rica impuso un nuevo canon a quien realice vertidos sobre agua potable.

“Este canon de vertidos lo que trata es de asegurar una fuente de financiamiento que permita a entes públicos y privados llevar a cabo instalaciones de saneamiento de agua”, manifestó el viceministro de Egresos, Isaac Castro.

Así, según Castro, se ha podido llevar a cabo “proyectos de alcantarillado y de tratamientos de agua”, además de disuadir los vertidos.

EFE