La vez que el príncipe Carlos utilizó el amor de Lady Di por la moda para avergonzarla

La princesa Diana se deleitaba con la moda de una manera que ningún royal lo había hecho antes. Pero su esposo, el príncipe Carlos, usó su gran interés por las prendas de diseño para menospreciarla públicamente, según recoge un nuevo libro, “HRH: So Many Thoughts on Royal Style” (HRH es la abreviatura de “Su Alteza Real”: “Tantas ideas sobre el estilo real”), que salió a la venta el martes.

“La atención que recibió Diana fue sorprendente al principio para la familia real, y luego una fuente de resentimiento”, dijo Elizabeth Holmes, autora de la publicación, a la revista People. “Para Carlos, se puede decir por sus comentarios públicos, la moda es una de las cosas que trató de usar en su contra. Él usó el interés de Diana en la moda para pintarla como superficial o frívola”.

“Conocer eso y saber que su ropa fue usada en su contra, fue realmente triste para mí”, añadió Holmes, quien pasó más de 10 años como periodista de negocios y moda para el diario The Wall Street Journal, y obtuvo un gran número de seguidores en su cuenta de Instagram en la que explora la moda real.

Después de entrevistar a varios expertos en moda y diseñadores, algunos de los cuales han trabajado íntimamente con la familia real, Holmes amplió su análisis del “poder” de la moda real para escribir su libro, en donde no faltan análisis de los estilos de la reina Isabel, la princesa Diana, Kate Middleton, duquesa de Cambridge, y Meghan Markle. Diana de Gales y John Travolta bailando en la Casa Blanca en 1985 (Shutterstock)

Si bien Holmes se deleita con toda la moda real, afirmó que los atuendos de Diana de Gales son algunos de sus favoritos. La madre de los príncipes Harry y William no tuvo miedo de abrazar las tendencias, o de mostrar sus emociones a través de la ropa, explicó Holmes. “Lo que llegué a comprender y apreciar realmente fue la forma en que ella se deleitaba con la moda e introducía la emoción en la ecuación”, dijo Holmes. “Tenía fases muy distintas en su vestimenta y se relacionaba con la tumultuosa vida personal que estaba experimentando”, aseveró.

Diana tenía solo 20 años cuando se casó con el príncipe de Gales de 32 años en 1981 tras solo seis citas. Desde el principio, su relación fue complicada. La joven princesa luchó por manejar tanto el escrutinio público como sus problemas personales (sufría de bulimia y depresión). En 1991, la pareja real se separó. Tres años después, Carlos admitió que cometió adulterio durante su matrimonio con Diana durante una entrevista televisiva. El futuro rey luego reanudó su relación con su entonces amante y actual esposa, Camilla Parker-Bowles. Su divorcio finalizó en agosto de 1996, y Diana, que ya se dedicaba a causas humanitarias durante su separación, se centró en su trabajo. Murió un año después, el 31 de agosto de 1997, cuando su automóvil se estrelló en un túnel en París. Tenía 36 años.

Celoso por la atención que generaba su esposa y le robaba protagonismo, Carlos la hizo pasar un mal momento en público.

Durante un evento real en 1989, Carlos insultó a Diana frente a sus anfitriones reales, según The Diana Chronicles de Tina Brown. Un emir se dirigió a Diana para preguntarle qué había planeado durante la visita oficial -Diana tenía previsto visitar una clínica para mujeres inmigrantes y visitar un centro para niños con discapacidades mentales- cuando Carlos respondió por ella.

“Salir de compras, ¿no, cariño?”, dijo Carlos, según “The Diana Chronicles”. Holmes también cita la escena. “Diana se sonrojó, murmuró algo inaudible y se quedó en silencio”, reveló el secretario privado de Diana, Patrick Jephson, en el libro de Brown.

“En el fondo, creo que quería la atención de Carlos”, opinó Holmes. “El ejemplo más famoso es su vestido de venganza que usó la noche que se emitió el documental en el que Carlos admitió que le había sido infiel”.  

El famoso “vestido de la venganaza”.

Holmes dijo que Diana podría haber respondido a la humillación pública de varias formas, incluso quedándose en casa. Pero no lo hizo. “En cambio, eligió un fantástico vestido negro y simplemente cautivó”, explicó la periodista, y luego agregó: “Las fotos terminaron coincidiendo con la noticia de la aventura de su esposo. Para insertarse en la narración, para recuperar su voz sin decir una palabra, simplemente salió del auto con un vestido fantástico. Supo cómo usar moda para llamar la atención”.

Algunos de los momentos más memorables de Diana en cuanto a estilismo llegaron al final de su matrimonio y al comienzo de su nueva vida, explica la autora. “Fue como en medio de su divorcio, y después, se puede decir que Diana comenzó a vestirse como ella quería. Sabía lo que se veía bien en su cuerpo”, afirmó Holmes a People.

Un par de meses antes de su muerte, la princesa vació parte de su armario y subastó 79 de sus vestidos más icónicos con fines benéficos.

Al igual que sus nueras, Kate Middleton y Meghan Markle, afirmó Holmes, Diana sabía cuándo vestirse de manera más informal para atraer la mayor atención por las causas que le importaban. “Algunas de las imágenes más icónicas son las de Diana atravesando una mina terrestre, vestida con pantalones caqui y mocasines. La moda no formaba parte de la ecuación en absoluto. Pero eso también tiene un poder real”.

Maestroviejo
Author: Vicente Ferrer