@dorseyryan

Caracas.- Tras cumplirse cuatro meses de la muerte de la actriz Naya Rivera, su exesposo Ryan Dorsey presentó una demanda contra el condado de Ventura, a United Water Conservation District y a la Administración de Parques y Recreación del lugar por homicidio culposo.

Lea también: La cuenta del papa en Instagram le da «me gusta» a la foto de una modelo erótica

Dorsey considera que la muerte de su expareja fue producto de «negligencia» y que el bote en el que estaba la actriz y su hijo Josey Hollis en el lago Piru, «no cumplía con los estándares de seguridad de la Guardia Costera».

«El barco no estaba equipado con una escalera accesible de forma segura, una cuerda adecuada, un ancla, una radio o ningún mecanismo de seguridad para evitar que los nadadores fueran separados de sus barcos», dicen los documentos judiciales, a los que tuvo acceso Entertainment Tonight.

Dorsey asegura que una inspección posterior reveló que el bote no estaba equipado con ningún dispositivo de flotación o salvavidas, en violación directa de la ley de California, por ese motivo, interpuso la demanda en nombre de su hijo, de 5 años de edad.

La denuncia también señala que el lago Piru no tenía las señales de advertencia de las «fuertes corrientes, baja visibilidad, vientos fuertes, profundidades cambiantes del agua, cuevas submarinas, cornisas y desniveles, o los árboles, matorrales y otros escombros que congestionan sus aguas».

El abogado de Dorsey dijo que «la demanda, cuya investigación está en curso, busca responsabilizar a los acusados ​​por su negligencia al causar la muerte de Rivera y al causar que Josey, que presenció el ahogamiento de su madre, sufriera una angustia emocional grave».

El pasado 13 de julio, las autoridades del condado de Ventura hallaron el cuerpo de la actriz de origen puertorriqueño, seis días después de su desaparición en el Lago Piru, situado al noroeste de Los Ángeles.