Reuters reportó que venezolanos desesperados por la escasez de gasolina, han comenzado a robar crudo de campos inactivos de Pdvsa para destilar gasolina casera.

La cadena de suministro de la llamada “gasolina artesanal” comienza en campos petroleros como La Concepción, en el occidental estado de Zulia, que producía hace 15 años más de 12 mil barriles de crudo liviano de alto valor.

El campo ha estado inactivo durante dos años por el deterioro de PDVSA, que alguna vez fue una de las 10 principales compañías petroleras del mundo por producción de crudo y un importante exportador.

«Ahora sobresalen pequeños tubos de los agujeros perforados en las tuberías que se construyeron para transportar el crudo de La Concepción a los tanques de almacenamiento y las instalaciones de exportación. Los tubos llevan el petróleo a rudimentarias refinerías en patios traseros de un pueblo cercano», dijo «Danny» a la agencia, un trabajador de Pdvsa que pidió ser identificado sólo por su nombre de pila.

Los empleados de PDVSA, que ganan solo unos pocos dólares por mes, aceptan pequeños sobornos para hacer la vista gorda ante el robo.

Un exejecutivo de la empresa estimó que se roban menos de 1.000 bpd de crudo, menos del 1% de la producción total.

En el campo, los ladrones perforan las tuberías y, sosteniendo un soplete debajo de la tubería, calientan el crudo para que fluya hacia tubos más pequeños que insertan en el agujero perforado. En las redes sociales han circulado videos de las refinerías clandestinas.

Pulse aquí para leer la nota completa en Reuters.