El Comité contra la Tortura del Consejo de Europa (CPT) tachó de “inhumanas” las condiciones de detención de los inmigrantes en Grecia en un informe publicado este jueves y le instó a revisar su política de acogida.

“Parece persistir la creencia de que las condiciones difíciles disuadirán a los migrantes de viajar a Grecia, sin tener en cuenta los factores que llevan a las personas a arriesgar sus vidas para entrar en el país”, deploran los autores del informe.

Si bien el CPT toma la precaución de subrayar que el problema requiere un “enfoque europeo coordinado”, considera que éste “no puede dispensar al Estado griego de sus obligaciones en materia de derechos humanos”.

Tras realizar una visita en marzo, los observadores denunciaron las prácticas en curso, en particular en la región de Evros, la región más oriental de Grecia que limita con Turquía, y en la isla de Samos, separada de Turquía por un estrecho de sólo 1,6 kilómetros de ancho.

“El CPT no entiende cómo las autoridades griegas mantienen a niños pequeños y bebés en condiciones tan traumáticas por períodos de hasta un mes o incluso más”, escribieron.

En el puerto de Samos, visitaron dos celdas de 42 y 32 m2, donde estaban hacinadas 43 y 50 personas respectivamente, sin calefacción, sin luz y sin camas.

Señalaron también las deplorables condiciones de higiene y condenaron el hecho de que los migrantes “no tengan posibilidad de contacto con el mundo exterior”.

“Estas condiciones constituyen claramente un trato inhumano y degradante”, concluyó el CPT, que pidió a las autoridades griegas que “tomen medidas”.

En respuesta al informe, el gobierno griego señaló que la policía no ha recibido ninguna denuncia de malos tratos y añadió que cuando se denuncian violaciones de los derechos humanos, la administración lleva a cabo investigaciones y, de ser necesario, toma “severas sanciones disciplinarias”.

AFP

Seguir leyendo…

Glaudimar Hurtado Flores

Glaudimar Hurtado Flores

Periodista.