Las lluvias siguen causando tragedias en la frontera. Esta vez en Cúcuta se registran al menos seis personas muertas. Mientras que ocho están desaparecidas, como consecuencia de las fuertes lluvias que azotaron la capital del departamento colombiano de Norte de Santander. La información ha sido confirmada por fuentes oficiales este jueves.

Al respecto, la Secretaría de Gestión del Riesgo de Desastres en Cúcuta dijo que tres personas murieron al colapsar una vivienda en el barrio Cuberos Niños. Mientras que los cuerpos de otras tres personas fueron hallados al borde de la quebrada Tonchalá.

Uno de los barrios con mayor afectación es el 23 de Enero en donde 77 viviendas fueron destruidas. 87 familias resultaron damnificadas y 50 personas fueron evacuadas. Dijo la Alcaldía en sus redes sociales.

Ante la situación, la Alcaldía de Cúcuta instaló en ese barrio un Puesto de Mando Unificado (PMU). Para coordinar la búsqueda y rescate de ocho personas desaparecidas a causa de las lluvias.

Deslizamientos en Bogotá

De otro lado, un deslizamiento en la carretera que une a Bogotá con el municipio de La Calera produjo el cierre por algunas horas de esta vía.

Lea también: NOVIEMBRE DE TRAGEDIA: 5 personas han muerto en Táchira, Zulia y Lara tras las torrenciales lluvias

«En la vía a La Calera, después del peaje, se presentó un derrumbe de material rocoso que afecta la circulación. Bomberos de Cundinamarca están trabajando en el despeje y los Bomberos de Bogotá están dispuestos a apoyarlos». Dijo la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, en su cuenta de Twitter.

Plan para el Chocó

A propósito de las lluvias que afectan diferentes regiones de Colombia, la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, anunció un plan de reubicación, salvamento y desarrollo para el departamento del Chocó. La región es fronteriza con Panamá, en la que han resultado 6.771 familias damnificadas.

La alta funcionaria dijo que además de darle alivio al Chocó por la emergencia. Con ayudas de corto plazo, es necesario «trabajar de la mano de las autoridades y desde el Gobierno nacional para las soluciones de mediano y de largo plazo para este departamento y para todo el Pacífico».

Las ayudas humanitarias

La vicepresidenta entregó un cargamento de ayudas humanitarias. Y anunció que están en camino 6.000 kits de alimentos, productos de aseo, frazadas y toldillos. Además de otros implementos que llegarán a los municipios golpeados por las lluvias.

Ramírez explicó que el plan de salvamento contempla reparaciones en infraestructura para mitigar los daños recientes. Así como preparar al departamento de cara a emergencias futuras.

En cuanto a las soluciones estructurales, Ramírez enfatizó en la necesidad de generar desarrollo, con impacto social.

Las lluvias han afectado a 26 de los 32 departamentos de Colombia. Según la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

La situación más grave ocurre en el archipiélago caribeño de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Estos fueron azotadas por el huracán Iota, cuyo paso dejó dos personas muertas y una desaparecida.

El huracán, primero de categoría 5 que golpea al país, afectó las tres islas que suman unos 65.000 habitantes. Dejó a miles sin vivienda y con pérdidas incalculables.

Por la gravedad de la tragedia el presidente colombiano, Iván Duque, declaró por un año la situación de desastre en el archipiélago. Con esta norma espera mitigar los efectos de la emergencia, asistir a la población damnificada y restablecer los servicios de salud. Así como la energía eléctrica, comunicación y agua.

Con información de Agencias

Ir a la fuente