Argentina agregó este miércoles 10.332 casos nuevos del coronavirus SARS-CoV-2, por lo que los positivos subieron a 1.339.337, mientras que la covid-19 ha dejado ya 36.347 fallecidos, después de que se hayan comunicado 241 muertes en las últimas 24 horas.

Según el reporte vespertino del Ministerio de Salud argentino, la provincia de Buenos Aires permanece como el distrito con más casos confirmados hasta el momento (597.074, de los cuales 2.826 fueron notificados este miércoles), seguida por la capital del país, con 154.980 positivos confirmados, 384 de ellos reportados hoy.

Por detrás de ellas se sitúa la provincia central de Santa Fe, que este miércoles sumó 1.657 casos y acumula 132.586 de ellos desde el inicio de la pandemia.

La provincia de Córdoba (centro), con 105.853 casos contabilizados, fue el tercer distrito que más contagios añadió, con 1.381 en esta jornada.

Según las fuentes oficiales, hay 146.516 casos activos de la covid-19, mientras que 4.267 personas con diagnóstico confirmado de coronavirus permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 58 % a nivel nacional, pero la cifra asciende al 60,5 % si sólo se considera Buenos Aires y su populosa periferia.

Hasta el momento, en Argentina se ha realizado un total de 3,50 millones de test para detectar el virus, con una tasa de 77.322 pruebas por cada millón de habitantes.

El presidente argentino, Alberto Fernández, extendió, en principio hasta el 29 de noviembre, las medidas sanitarias adoptadas desde el 20 de marzo para hacer frente a la pandemia, aunque introdujo cambios en cuanto a la calificación sanitaria de algunas zonas del país.

Este miércoles, Fernández dijo en una entrevista con el canal local A24 que desde el Gobierno quieren empezar a vacunar «cuanto antes».

«Calculo que para fines de diciembre o primeros días de enero, pero dependemos claramente de que las vacunas sean aprobadas, tienen que ser aprobadas por las autoridades y por la autoridad argentina, ambas cosas», dijo el presidente.

Fernández recalcó que vacunarán primero a «los que están en riesgo, primero la gente del personal de salud, el personal de seguridad, e inmediatamente después los adultos mayores y las personas con enfermedades prevalentes».

«De ese modo, si eventualmente llegara la segunda ola estaríamos en mucho mejores condiciones de enfrentarla», consideró. EFE

YS

Categoria: