Samoa anunció este jueves haber detectado su primer caso de COVID-19. El primer ministro de este archipiélago del Pacífico, que cuenta con unas infraestructuras sanitarias precarias, instó a los 200.000 habitantes a guardar la calma.

El jefe de gobierno, Tuilaepa Sailele Malielegaoi, indicó que se trataba de un marino. El hombre había llegado el viernes pasado desde Auckland en avión y que había sido puesto en cuarentena vigilada.

Además, el mandatario dijo que el gobierno decidirá este jueves si ordena medidas restrictivas para el conjunto de la población.

Lea también: Estados Unidos supera los 250.000 muertos por COVID-19

Antes de partir de Nueva Zelanda, el hombre tenía un test negativo al COVID-19. Pero el martes dio positivo en otra prueba, precisó el primer ministro en una declaración televisada.

Hasta hace poco, los pequeños países insulares del Pacífico habían logrado evitar la propagación de la pandemia cerrando sus fronteras, pese a las enormes pérdidas que esta medida comportó para el turismo.

Pero en los dos últimos meses, Vanuatu, las Islas Salomón, las Islas Marshall y, ahora, Samoa, anunciaron casos de COVID-19.

De momento, las islas, naciones y territorios de Kiribati, Micronesia, Nauru, Palaos, Tonga y Tuvalu no anunciaron casos del nuevo coronavirus.

En esas islas, donde un importante porcentaje de habitantes padece obesidad y enfermedades cardíacas, las infraestructuras hospitalarias son precarias.

Con información de AFP.

Ir a la fuente