La reliquia de la Virgen de Chiquinquirá inició este miércoles su recorrido por varias calles de Maracaibo a través del “María Móvil”, por motivo de los 311 años de su coronación canónica.

Este 18 de noviembre inició con una misa solemne oficiada por el arzobispo de Maracaibo, monseñor José Luis Azuaje, quien pidió por todos los venezolanos, sobre todo en estos tiempos de pandemia.

“No hay normalidad, hay enfermedad. Debemos cuidarnos los unos a los otros”, dijo.

Asimismo, instó a los católicos a no exigir a los sacerdotes más de lo que pueden dar, pues aclaró que no se pueden realizar actos religiosos en casa por medidas de seguridad.

“No exijan a los sacerdotes más de lo que podemos dar. Están prohibidas las misas en los hogares y los sacerdotes sabemos eso”, explicó Azuaje.

En ese sentido, la misa se realizó en la Basílica de nuestra señora de Chiquinquirá con un aforo reducido al 25% de su capacidad y tomando en cuenta todas las medidas de bioseguridad. Sin embargo, la ceremonia fue transmitida por internet y redes sociales.