Fue exactamente el pasado 17 de enero de 2020 cuando Nicolás Maduro anunció que sería abierto el casino del Hotel Humboldt de Caracas, echando por tierra la orden de su antecesor y mentor Hugo Chávez, quien en 2007 mandó a cerrar este tipo de establecimientos, frecuentados según él por la oligarquía venezolana.  

Archivo

En un artículo firmado por la periodista Sebastiana Barráez y publicado en Infobae, se precisa que, aunque Chávez en 2007 prometió que tomaría “las medidas necesarias para eliminar los sitios de prostitución, ventas de drogas, casinos y bingos, estos últimos frecuentados por personas de clase alta”, no fue hasta 2011 que se concretó. 

En 2011, tras cuatro años de lucha, el chavismo logró ganar la disputa contra los casinos y un gran número de ellos fueron clausurados en todo el país. Sin embargo, con Maduro en el poder gradualmente la situación se revirtió hasta llegar a la inauguración de uno en el Hotel Humboldt de Caracas, ubicado en el Parque Nacional El Ávila, oficialmente llamado Waraira Repano 

«Finalmente, de nada sirvió que Hugo Chávez argumentara que los casinos son antros de corrupción y lavado de dinero, porque hay demasiados funcionarios del gobierno con gustos lúdicos que dirán que, al fin y al cabo, el jefe de la revolución ya está muerto», sentencia Barráez en su escrito.