El diario oficialista Últimas Noticias reportó que el cabecilla de la disidencia de las FARC, Iván Olivo Merchán, alias el “loco Iván”, cayó muerto en un supuesto enfrentamiento con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y la Policial Nacional Bolivariana el pasado sábado en el estado Bolívar.

El hecho ocurrió en el sector La Cochinera, en las inmediaciones de la finca La Paturra, municipio Angostura del Orinoco, donde además murieron otros tres presuntos guerrilleros.

“Al parecer eran como 10 sujetos armados, y en el intercambio de disparos fueron neutralizados cuatro hombres, presuntamente de nacionalidad colombiana, quienes portaban uniformes militares, armas largas y cortas”, reportó el periódico.

En el lugar se colectaron dos fusiles de asalto AR-15; un fusil de asalto Tavor X95 cal. 5.56 mm; cuatro cargadores de fusil con 38 Cartuchos 5.56 mm; una pistola Glock 9mm con un cargador y siete cartuchos; un revolver marca Tauros; tres teléfonos celulares (inutilizados por los mismos usuarios); tres chalecos tácticos militares con marca visible USA; y una camioneta marca Toyota Hilux color gris, además de los cuerpos.

¿Quién era “el loco Iván”?

El diario El Espectador de Colombia reseña que Iván Olivo Merchán, conocido como el “loco Iván”, fue integrante del estado mayor del Bloque Oriental de las FARC y era el encargado de coordinar el espacio territorial en La Macarena (Meta), donde se concentraron más de 125 excombatientes para su desmovilización. Sin embargo, en 2019 se apartó del acuerdo de paz y volvió a las armas junto con el bloque disidente liderado por jefe guerrillero, Iván Márquez.

Durante el conflicto, fue capturado por las fuerzas estatales y logró escaparse en dos oportunidades de las cárceles La Picota y La Modelo de Bogotá.

Está acusado de haber participado en la toma a La Calera (Cundinamarca) y las autoridades judiciales lo referencian como un importante explosivista de las FARC. Igualmente estaba llamado por la Jurisdicción Especial de Paz para comparecer por el delito de secuestro.