El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, denunció este martes 17 de noviembre que las próximas y cuestionadas elecciones parlamentarias, que se celebrarán en Venezuela el 6 de diciembre, no son más que un «mecanismo de impunidad» y reiteró que no hay posibilidades de unos comicios confiables con Nicolás Maduro en el poder. 

Pedro Mario Burelli

“Las elecciones son un mecanismo más de impunidad, los usurpadores deben irse y deben ser juzgados por sus crímenes”, aseveró Almagro, según la información reseñada en el portal web de la Voz de América (VOA).  

«Cada día adicional de la dictadura venezolana significa más hambre, más enfermedades y significa menos justicia y más impunidad para los dictadores», agregó el funcionario, durante su participación en el foro virtual «América Latina: ¿Ahora o nunca?». 

GUAIDÓ LLAMA A DERROTAR LA «FARSA»

“No podemos callarnos, la dictadura nos quiere callados”, aseveró este martes 17 de noviembre el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, quien exhortó a los venezolanos a organizarse para enfrentar el fraude que pretende el régimen de Nicolás Maduro concretar con las próximas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.  

«Jamás tendremos miedo de hacer lo correcto, por eso lo correcto es organizarnos los venezolanos dentro y fuera de Venezuela; no podemos callarnos, la dictadura nos quiere callados. Tenemos una gran responsabilidad hermanos, sin miedo, para organizarnos frente al fraude», enfatizó el jefe del Parlamento nacional durante el acto de juramentación de los Trabajadores por la Consulta Popular. 

«A semanas de la farsa del 6 de diciembre, ya el mundo entero lo desconoce. La dictadura está derrotada, está derrotado el fraude. Le va a ir mucho peor a la dictadura. No hemos perdido ni vamos a perder», agregó el mandatario interino.  

La oposición liderada por Guaidó ha decidido no acudir a la contienda electoral por la falta de garantías de un voto libre. Aliados como EEUU han expresado que no reconocerán los resultados de los comicios, por no contar con observación internacional calificada.