La entrada de extranjeros de cualquier nacionalidad por carretera a Brasil está restringida hasta el 12 de diciembre, debido a la pandemia causada por Covid-19.

Como resultado, las fronteras con Venezuela y Guyana permanecen parcialmente cerradas.

La ordenanza, publicada en el Diario Oficial de la Federación, considera la manifestación de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), con la recomendación de una restricción excepcional y temporal al ingreso al país.

Ninguna de las restricciones se aplica a brasileños nativos o naturalizados. Tampoco impiden la ejecución de acciones humanitarias transfronterizas, siempre que estén previamente autorizadas por las autoridades sanitarias locales.

La entrada de extranjeros por vía aérea está despejada desde el 25 de septiembre.

Ir a la fuente original para seguir leyendo