Este miércoles 18 de noviembre es el día de la Virgen nuestra señora del Rosario de Chiquinquirá y este año al Zulia le tocó vivir la devoción por la Chinita en tiempos de pandemia.

El arzobispo de Maracaibo, monseñor José Luis Azuaje, destacó que a pesar de la situación «ha sido muy alentador ver la fe del pueblo y expresar su devoción a la virgen» ante la reliquia que está expuesta desde el domingo pasado en la puerta de la Basílica.

«Unas siete mil personas han pasado a encontrarse con la madre buena, la madre morenita», expresó.

Informó que la celebración de la misa será este miércoles a las 8 de la mañana en un aforo reducido de 25 por ciento de la Basílica y con las normas de bioseguridad sanitarias.

Posteriormente «María va a acompañar a su pueblo», en un recorrido de la reliquia por todo Maracaibo y San Francisco de 170 kilómetros.

La virgen siempre ha traído un mensaje alentador de esperanza y futuro. «Ella nos fortalece y nos toma de la mano para seguir caminando en bien de nuestro pueblo», expresó.