El cadáver de una joven identificada como Carolina Esmeralda Zambrano Díaz, de 14 años, fue hallado en la carretera Petare-Guarenas, el pasado domingo con signos de violencia y estrangulamiento.

La víctima salió junto a una amiga para una fiesta, pero nunca regresó a su hogar.

Se conoció que además Zambrano Díaz, cursaba tercer año de bachillerato. Sus padres tras percatarse de que no había regresado comenzaron a preocuparse, por lo que sin perder tiempo acudieron a hospitales y comisarías para dar con su paradero.

Cuentan los familiares de la adolescentes, que un funcionario de la policía científica le recomendó al padre de la víctima, Luis Mata, ir a la morgue de Bello Monte. Una vez en la sede del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), confirmaron que el cadáver de su hija yacía en ese lugar.

En medio de su dolor, los progenitores de Carlina comentaron que ella no tenía problemas con nadie; tampoco tenía pareja, por lo que descartan que se trate de un crimen pasional. El cuerpo de la menor presentó hematomas en varias partes.

El cadáver fue ubicado en la carretera Petare-Guarenas y levantado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), que continúa las investigaciones para esclarecer el crimen y capturar a los responsables.

Caraota Digital