Funcionarios de la cárcel de Brieva (Ávila) han encontrado esta mañana muerta en su celda, colgada de un cinturón de tela atado a la ventana, a Rosario Porto, madre de Asunta Basterra, condenada a 18 años por el asesinato de la niña en A Coruña. Rosario Porto, abogada, cumplía la pena por el asesinato de su hija adoptiva y ya había cumplido siete años en tres prisiones —A Lama (Pontevedra), Teixeiro (A Coruña) y Brieva (Ávila)—.

Lo más importante: fuentes penitenciarias han informado de que en el recuento de la mañana los funcionarios echaron en falta a la reclusa y cuando acudieron a su celda la encontraron ahorcada. Tras el hallazgo, avisaron al 112 y los servicios de emergencia le practicaron maniobras de reanimación pero solo han podido certificar su muerte. Porto tenía toda la celda recogida, incluidas pertenencias, lo que hace pensar que tenía meditada su decisión, según las fuentes.

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela