Foto Diario del Huila

Dos menores de 14 y 16 años murieron a manos de un soldado en medio de un operativo para controlar el cumplimiento de las restricciones impuestas por la pandemia de covid-19 en el sur de Colombia, informó este lunes el Ministerio de Defensa

El uniformado “accionó su arma de dotación” contra los menores luego de que ellos abordaran “una motocicleta para eludir a las autoridades” que el domingo por la noche vigilaban el cumplimiento de las medidas impuestas por la pandemia en el municipio de San Agustín, Huila (sur), según un comunicado divulgado por el Ministerio.

Los menores, identificados como Joselino Irua (14) y Emerson Dussan (16), y otras personas “se encontraban reunidas desatendiendo las medidas restrictivas de reuniones sociales y consumiendo bebidas alcohólicas” en una cantina, dice el boletín oficial.

La institución explicó que el militar actuó por una “decisión individual”.

La fuerza pública colombiana se ha visto envuelta recientemente en varias polémicas por abuso de fuerza.

El 9 de septiembre dos policías fueron grabados mientras le propinaban un brutal castigo a un hombre de 43 años que murió posteriormente.

El hecho detonó una serie de violentas protestas contra puestos policiales de Bogotá y sus alrededores. 13 personas murieron por disparos en medio de las protestas. Al menos 35 efectivos están siendo investigados por disparar contra los manifestantes, según la policía.

El 24 de septiembre, una mujer transexual que se desplazaba con su pareja en un vehículo murió por un disparo de un militar que realizaba “labores de control” en el departamento de Cauca (sur).

El Ministerio de Defensa anunció que someterá a los batallones del ejército a un “reentrenamiento especial” enfocado en el “uso de las armas en el marco de los derechos humanos”.

AFP