A través de las Redes Sociales enviamos una carta pública a los representantes de Hidrocaribe y Corpoelec, ante el paulatino y sistemático deterioro de los servicios públicos en la entidad. Realizamos una exigencia – en nombre de miles de anzoatiguenses – por una inmediata mejora de sus labores.

Y lo hicimos mediante ese medio pues ya nos cansamos de invitar privada y públicamente a los entes centralizados para acordar mecanismos de cooperación en aras del bienestar de los anzoatiguenses.

Gracias a la terquedad política de quienes manejan “Cortoelec” e “Hidrosequía”, hoy en día los habitantes de nuestro estado continúan padeciendo por su causa.

Ellos – sin ninguna duda – han recibido una orden política de Caracas, para no establecer ningún plan de trabajo con nosotros. Pues, está bien.

Nuestro actual llamado ya no es para que se ocupen de sus responsabilidades, pues entendemos que no quieren hacerlo; nuestra petición puntual es la de solicitar que nos dejen trabajar a nosotros.

Parafraseando el viejo refrán popular: si no lavan, entonces presten la batea.

Si ustedes, por acatar lineamientos del Psuv, no están interesados en trabajar, entonces entreguemos los recursos porque nosotros sí estamos dispuestos a hacer lo que tengamos que hacer para que los anzoatiguenses puedan vivir mejor.

Nuestro personal de la Corporación de Vialidad e Infraestructura (Covinea), desde los ingenieros hasta los obreros, están listos para asumir los retos en procura de mejorar la vida de miles de pobladores del norte, centro, sur y oeste del estado. Solo nos falta que nos permitan manejar los recursos que ustedes no han querido o no han podido destinar en mejorar la existencia de miles de anzoatiguenses que sufren por los apagones, por las calles oscuras, por la sequía y por su falta de operatividad.

Mediante la mencionada carta pública le reiteramos a los anzoatiguenses que los problemas de agua son culpa de quienes manejan las instituciones del Estado nacional, ya que Hidrocaribe responde al Ministerio, al igual que la Corporación Eléctrica.

Y, le recordamos que nosotros, a pesar de la asfixia presupuestaria que padecemos, no bajamos la guardia y ante la dejadez de los entes centralizados hemos dado la cara, en la medida de nuestros limitados recursos.

Activamos – gracias a la gerencia de crisis que hemos adelantado – el programa Agua para la Vida mediante el cual, en alianzas con alcaldías como la de Bruzual, Anaco, Simón Rodríguez y Libertad hemos generado acciones en la perforación y optimización de pozos de agua, y además hemos puesto en movimiento cisternas para llevarle el preciado líquido a decenas de comunidades que viven cual camellos.

Además, antes de la pandemia avanzamos mucho con la Operación Lucerito, iluminando vías públicas en todos desde las orillas del Orinoco hasta la frontera con el estado Miranda; sin embargo las fallas de servicio son tantas y tan seguidas que bombillo colocado, bombillo quemado por culpa de Corpoelec.

Y sin embargo, seguimos gestionando soluciones. Y si ellos siguen en su actitud de no hacer ni dejar que otro haga, nosotros seguiremos por nuestro lado haciendo lo que sabemos hacer: Trabajar.

Autor: Antonio Barreto Sira
Ir a la Fuente original del artículo para seguir leyendo

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela