El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, admitió este martes 17 de noviembre que “estuvo mal” censurar la historia de Hunter Biden, publicada por el New York Post.

Reuters

Dorsey explicó, como lo hizo en una audiencia anterior, que el artículo de ese medio de comunicación fue bloqueado siguiendo una política de 2018 contra la difusión de materiales pirateados.

“Hicimos una interpretación rápida sin utilizar ninguna otra evidencia de que los materiales del artículo se obtuvieron mediante piratería y, de acuerdo con nuestra política, bloqueamos su propagación”, testificó.

Dorsey y el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, debieron testificar ante el Comité Judicial del Senado de Estados Unidos, durante una audiencia en la que se enfrentaron a presiones por sus actuaciones.

Twitter bloqueó el intercambio de un artículo sobre una computadora portátil y correos electrónicos que supuestamente pertenecen al hijo del demócrata Joe Biden.

Al mismo tiempo, Facebook restringió la distribución de la nota, pero no la bloqueó totalmente. Por consecuente, los senadores republicanos trataron de despojar a esas compañías de la protección legal de la que gozan porque no se las estima editores de acuerdo a la ley.

Dorsey añadió que Twitter le indicó al Post cómo podía desbloquear su cuenta eliminando el tuit que contenía el artículo, y que después podrían hacerlo de nuevo.

Sin embargo, el medio de comunicación “presionó” a la red social para que revirtiera su decisión de bloquearlos en primer lugar.

El director ejecutivo de Twitter justificó que en ese entonces no tenían a la disposición un proceso para cumplir la petición de Post.

Este incidente demostró que necesitábamos uno y por eso creamos uno que creemos que es justo y apropiado”, agregó.

La Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones señala que las empresas como Twitter y Facebook no pueden ser consideradas responsables de las declaraciones difundidas por sus usuarios, ya que las compañías no son las que crean o editan el contenido compartido como lo haría un periódico.