“La minería es sinónimo de muerte y destrucción de la vida”

Así lo manifestó Otilio Santos, indígena del pueblo üwottuja, coordinador general de la Organización Indígena Pueblo Üwottuja del Sipapo-OIPUS, agregando que los indígenas del municipio Autana no han recibido respuesta sobre las denuncias por la práctica de minería ilegal y la presencia de grupos armados irregulares en sus territorios.

Agregó que en vista de que ninguna autoridad se ha presentado en la comunidad Pendare a hablar con los ancianos sobre sus denuncias, se trasladaron a Puerto Ayacucho donde sostuvieron una primera reunión con los representantes de algunas instituciones para enterarlos formalmente de lo que está ocurriendo.

Por su parte Carlos Morales, vicepresidente de OIPUS, dijo que desde el 2012 existe presencia de grupos armados en este territorio ancestral üwottuja, un área de 1.450.000 hectáreas que abarca desde la comunidad Mirabal en el municipio Atures hasta la zona de Castillito en el municipio Atabapo.

Reiteró el desacuerdo de OIPUS, como organización representante del pueblo indígena üwottuja, con la presencia de estos grupos en sus territorios y que producto de su presencia, poblaciones indígenas se han desplazado hacia otros puntos del territorio piaroa.

Agregó que la presencia de estos grupos armados en territorios indígenas impide, por el terror y miedo que sienten, que las mujeres puedan ir solas al conuco, así como  la pesca y la recolección de frutos.

Sobre la minería ilegal en el río Guayapo, el vicepresidente de OIPUS, dijo que la misma tiene relación con la presencia de grupos armados irregulares. Estimó en 500 el número de mineros ilegales y en 15 la cantidad de máquinas que están en la zona, a donde siguen entrando insumos como alimentos y combustible, pese a que han tomado medidas como el control del paso por parte de la guardia territorial indígena en la comunidad Pendare.

Tags: ,

Ir a la fuente