Las posadas navideñas son fiestas típicas que provienen de una tradición prehispánica. Te explicamos su origen, cuándo empiezan y te compartimos la letra de la letanía.

Las posadas navideñas son una tradición que nos llenan el corazón de emoción porque nos unen con nuestras familias y amigos, además de que estas fiestas nos prepara para la Navidad e incluyen partir piñatas, tomar ponche calientito y pedir posada o recibir a los peregrinos.

Te recomendamos: Posadas, nueve días de festejo en México

Las posadas son una celebración llena de colores, sabores y diversión que nació durante la época de la Colonia, así que te contamos su origen y te explicamos por qué duran nueve días.

Foto: Getty Images

Origen de las posadas navideñas

En la época prehispánica, durante el mes de diciembre, se celebraba el Panquetzaliztli, una fiesta dedicada a la llegada de Huitzilopochtli, el dios de la guerra, que se llevaba a cabo del 6 al 26 diciembre.

También te puede interesar: Comida para posadas con un mágico sabor tradicional

Dicha celebración consistía en coronar a Huitzilopochtli colocando banderas en los árboles frutales y estandartes en el templo principal, esto se conocía como el «levantamiento de banderas».

Además los mexicas se reunían en los patios de los templos para esperar la llegada del solsticio de invierno. Durante la noche del 24 de diciembre el transcurso del 25 de diciembre las personas festejaban con comida y ofrecían unas estatuas pequeñas llamadas tzoatl.

También puedes leer: Cumple tus deseos de belleza para estas posadas

¿Qué son las posadas?

Las posadas tal y como las conocemos surgieron durante la época de la Colonia, ya que como producto de la evangelización los mexicas tuvieron prohibido venerar a sus deidades, en este caso, Huitzilopochtli.

Esta celebración fue reemplazada por la tradición europea de la Navidad y su preparación.

Échale un vistazo: Decoraciones navideñas muy sencillas para casa, puertas, ventanas y jardín

El Panquetzaliztli fue sustituido por las misas de aguinaldo, las cuales se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y tenían como objetivo enseñarle a los indígenas las historias bíblicas de la Natividad, ahí fue donde también surgieron las pastorelas.

En estas misas los asistentes recibían pequeños regalos llamados aguinaldos, mismos que actualmente seguimos dando a pastores y peregrinos en nuestras posadas.

Ojo aquí: 10 tips para no subir de peso en las fiestas navideñas

Después de la Independencia, las misas de aguinaldo desaparecieron y se convirtieron en las posadas, las cuales han ido cambiando con el paso del tiempo agregando elementos como la piñata, el ponche y la letanía para pedir posada.

Foto: Getty Images

¿Cuándo empiezan las posadas navideñas y cuántas son?

Las posadas navideñas empiezan el 16 de diciembre y terminan el 24 de diciembre, en Nochebuena.

Se llevan a cabo durante nueve días que simbolizan humildad, fortaleza, desapego, caridad, confianza, justicia, pureza, alegría y generosidad.

Checa esto: Manual para no hacer el ridículo en las fiestas de fin de año

Letanía para las posadas

Esta es la letanía que los peregrinos y los posaderos cantan para pedir posada con un pesebre que incluye la figura de la Virgen María, San José, el ángel y un burro.

Peregrinos

En el nombre del cielo
os pido posada,
pues no puede andar
mi esposa amada.

Posaderos

Aquí no es mesón,
sigan adelante.
Yo no puedo abrir,
no sea algún tunante.

Peregrinos

No seas inhumano,
tennos caridad,
que el Dios de los cielos
te los premiará.

Posaderos

Ya se pueden ir
y no molestar,
porque si me enfado
os voy a apalear.

Peregrinos

Venimos rendidos
desde Nazaret,
yo soy carpintero
de nombre José.

Posaderos

No me importa el nombre,
déjenme dormir,
pues yo ya les digo
que no hemos de abrir.

Peregrinos

Posada te pide,
amado casero,
por solo una noche
la reina del cielo.

Posaderos

Pues si es una reina
quien lo solicita,
¿cómo es que de noche
anda tan solita?

Peregrinos

Mi esposa es María,
es reina del cielo,
y madre va a ser
del Divino Verbo.

Posaderos

¿Eres tú José?
¿Tu esposa es María?
Entren peregrinos,
no los conocía.

Peregrinos

Dios pague, señores,
vuestra caridad,
y que os colme el cielo
de felicidad.

Todos

¡Dichosa la casa
que abriga este día
a la Virgen pura,
la hermosa María!

(Los posaderos abren la puerta y dejan entrar a los peregrinos)

¡Entren santos peregrinos,
reciban este rincón,
que aunque es pobre la morada,
os la doy de corazón!
¡Cantemos con alegría
todos al considerar
que Jesús, José y María
nos vienen a visitar!