Familiares de pacientes con cuadros de desnutrición o bajo peso se la ven cuesta arriba a la hora de comprar un Ensure o Pediasure para cumplir con tratamientos médicos, ya que algunos cuestan hasta 5 millones de bolívares frente al sueldo mínimo de 800 mil bolívares.

«Esos alimentos quedaron en el pasado, ya ni siquiera podemos comprar vitaminas que era lo más común y lo más barato», dijo Liliana Chávez a la Prensa de Lara, mientras chequeaba precios en una reconocida farmacia de la ciudad.

Los suplementos prteicos y medicamentos que contienen L-Carnitina son productos que registran pocas ventas, pues los larenses explican que con el salario que ganan es imposible cumplir con el tratamiento de los especialistas.

El doctor José Alfaro, endocrinólogo, y nutricionista, explicó que la dieta de un paciente bajo de peso o desnutrido debe incluir los suplementos nutricionales y energéticos como un soporte nutricional, pero no puede sustituir por completo la alimentación balanceada que incluya porciones de carbohidratos, carnes, lácteos, huevos, vegetales, hortalizas y frutas.

Pulse aquí para leer la nota completa en La Prensa de Lara,