Al menos 10 comunidades afectadas. Alcalde Caldera informó del despliegue de equipos para el abordaje de la situación. «El río Limón se mantiene en niveles normales».

Por:  Agencias

Las intensas lluvias registradas, las últimas horas, en Mara han dejado afectación en Santa Cruz de Mara,  parroquia Ricaurte, siendo  los sectores más críticos  Las Viviendas, Bicentenario, Los Próceres, Virgen del Carmen, Bello Monte, El Chorro I y Chorro II.

“Desde la madrugada de este martes 17 de noviembre, los equipos está realizando una inspección y se verificó que los drenajes superficiales están funcionando perfectamente, aunque la cantidad de agua de lluvia superó la capacidad de salida y las correntías, al momento que deje de llover,  estaremos abordando las viviendas para su evaluación».

Así lo informó el alcalde Luis Caldera, quien dijo que un equipo multidisciplinario se activó por la contingencia provocada por las   precipitaciones presentadas desde el fin de semana y que se acentuaron la noche de este lunes y madrugada del martes.

“En la parroquia San Rafael de El Moján hubo algunas afectaciones, pero el sistema de drenaje principal Indio Mara está funcionando y los niveles están por debajo de la medida de desborde, las comunidades con problemas por inundaciones son El Puentecito, La Soledad II y Santa Lucía II y en la población de Carrasquero, de la parroquia Luis De Vicente,  la lluvia ha sido de menor intensidad y el reporte que tenemos del río Limón es que mantiene sus niveles normales”, precisó la autoridad local.

Con este despliegue, dijo a través de una nota de prensa,  buscan «garantizar a las comunidades afectadas una respuesta oportuna en estos momentos de emergencia y   minimizar los efectos que pueda causar el paso de la onda tropical  63   por las costas de nuestro país»,  explicó  Caldera.

El citado equipo multidisciplinario «está conformado por Protección Civil, Polimara, GNB, bomberos, Cpbez, IMA, Samas, Invimara, Hidrolago, Dirección de Ingeniería, Dirección General, Samep y líderes políticos y sociales de la zona».

A las zonas anegadas han ido con retroexcavadoras, volteos, bombas de achique y camión vacuum, además se monitorean los drenajes «y podemos señalar que no tenemos obstrucciones en ninguno de ellos”.

Ir a la fuente original para seguir leyendo