Este lunes inició la fase de Auditoría de Infraestructura Tecnológica del Consejo Nacional Electoral, pautada en el cronograma establecido para los comicios parlamentarios del 6 de diciembre y anunciado por el organismo comicial en su cuenta twitter el día de hoy.

Este proceso, que se llevará a cabo por espacio de cinco días, hasta el 20 de noviembre se aplica -de acuerdo con información publicada en el portal del CNE- para comprobar el ensamblaje de las máquinas, y consiste en presentar a los representantes de los partidos políticos “la plataforma tecnológica y la estructura de las mismas. Para ello, se desarma una máquina en presencia de los actores políticos a fin de observar sus componentes y asegurarse de que todos son necesarios para la elección y que no hay ningún elemento secundario que ejecute otras acciones que no esté acorde con el proceso electoral”.

Como todas las auditorías del Consejo Nacional Electoral, en éstas también están presentes representantes de todas las organizaciones con fines políticos que participan en la contienda electoral, junto a los técnicos del ente comicial.

“En los procesos de Auditoría que desarrolla el @ve_cne, participan expertos técnicos designados por las Organizaciones con Fines Políticos, así como integrantes del CEELA y técnicos de países como Turquía, Argentina, Rusia y Sudáfrica”, pueblicó el CNE en su cuenta Twitter.

Paralelamente, está en marcha hasta el 28 de noviembre, la Auditoría de Producción de Máquinas de Votación, en la que se revisan los componentes de las máquinas electorales, además de constatarse su eficacia. Aleatoriamente se verifican también memorias, entre otros aspectos, incluidos los programas de votación y datos del registro electoral.