@ExtraVenezuela / Nov 17, 2020 @ 8:00 am

Funcionarios del banco central de Venezuela han convocado a ejecutivos de un grupo de firmas financieras locales para discutir planes para crear un sistema de compensación y liquidación en dólares estadounidenses a partir del próximo año, según cinco personas con conocimiento del asunto.

Infobae

La medida sería un paso importante como medio para formalizar las transacciones en dólares en el sistema bancario venezolano, dijeron las personas, declinando ser nombrados ya que la propuesta no se ha hecho pública. También permitiría a los bancos ofrecer préstamos en dólares, lo que podría impulsar un moribundo mercado de crédito local, dijeron dos de las personas. La moneda local bolívar coexistiría en el sistema bancario.

Al menos cinco bancos privados se han reunido con funcionarios del banco central en las últimas semanas, dijo una de las personas. Varios de los bancos de Venezuela ya ofrecen servicios a los clientes que tienen dólares, pero se limitan a depósitos en efectivo, retiros y transferencias entre cuentas del mismo banco.

El nuevo sistema convertiría al banco central en una cámara de compensación del dólar, permitiendo transacciones instantáneas entre bancos y empresas dentro del país. El mes pasado, el banco central prohibió a los prestamistas locales establecer un sistema propio sin la supervisión del gobierno.

Un funcionario de prensa del banco central de Venezuela no respondió a las solicitudes de comentarios.

Los venezolanos ahora usan los billetes verdes para pagar todo, desde barras de caramelo hasta zapatos, a menudo confiando en servicios de transferencia de dinero como Zelle debido a la escasez de efectivo. Más del 60% de las transacciones comerciales se hacen en moneda extranjera, según la firma local de análisis financiero Ecoanalitica. La inflación anual es del 5.400 %, según el índice “café con leche” de Bloomberg, que registra el costo de una taza de café en Caracas.

Mientras que el gobierno socialista de Venezuela solía demonizar la moneda estadounidense, el presidente Nicolás Maduro apoyó públicamente la dolarización el año pasado como un medio para controlar la hiperinflación y ayudar a estabilizar una economía que se desmorona. Pero no ha llegado a adoptar el dólar formalmente.

El bolívar se ha vuelto inútil después de siete años de contracción económica y políticas fallidas. Un plan reciente para imprimir un nuevo billete de 100.000 bolívares lo convertiría en la denominación más alta hasta ahora, pero aún así sólo vale 0,15 dólares.